Programar para aprender

El título de esta publicación es una afirmación de Mitch Resnick, el director del grupo Lifelong Kindergarten del MIT,

Mi trayectoria TIC

Llevo ya unos añitos dedicándome a acercar las TIC  las personas. De ser tecnófoba he pasado a tener como ocupación y también diversión esto de las TIC, que afortunadamente a día de hoy, hay quien se encarga de hacerlas más comprensibles, usables y fáciles de entender para todas las personas.

A día de hoy me considero usuaria – espectadora – participanta de la red, he pasado de consumir y ver contenidos a poco a poco ir creando los míos “de andar por casa” partipando en alguna plataforma de microblogging (¿aún no me sigues en Twitter?) otras plataformas de imagen, presentaciones, documentos colaborativos además de dar el salto al vacío con mi propio blog, que supone  responsabilidad, constancia y mantenimiento, además de creatividad, originalidad.. (buufff… ¿tengo todo esto?)

Pero creo que no es suficiente y me sumo a las últimas tendencias en cuanto a educación y curriculum escolar que yo extrapolaría a otras etapas de la vida.

Programación en el curriculum escolar

Me refiero a la inclusión en el curriculum escolar de la asignatura de programación en algunas comunidades autónomas. Tal y como señala Jesús Moreno, uno de los cuatro docentes fundadores del proyecto Programamos aprender a programar supone unos beneficios que van más allá del mero aprendizaje de lenguajes de programación:

“En Programamos estamos más interesados en los beneficios educativos asociados a este aprendizaje. Al aprender a programar y al desarrollar el pensamiento computacional se fomenta la creatividad, el emprendimiento y la cultura libre, aumenta la motivación, mejora la autonomía, se trabajan estrategias de resolución de problemas, se conocen diferentes formas de comunicación de ideas… Todas estas destrezas son realmente útiles para cualquier estudiante sin importar la disciplina de su futura actividad profesional, y consideramos que es la preparación ideal para el mundo de hoy, que cambia a velocidad de vértigo y en el que la gente debe inventar soluciones innovadoras constantemente para enfrentarse a nuevas situaciones inesperadas.”

< Futura programadora />

Con tales afirmaciones… es imposible que no me interese por este tema. Así que.. me he puesto manos a la obra y gracias a un MOOC de la UOC he comenzado a hacer mis primeros pinitos en esto de la programación con Scratch, que a simple vista parece estar orientado a niñas y niños pero que tras su metodología parece ser que los fundamentos de la programación están más que cubiertos. Por el momento, acabo de empezar, estoy encantada con la plataforma, ya que Scratch permite trabajar online sin necesidad de instalar nada (aunque tenemos la opción) publicar tus proyectos y formar parte de la comunidad contribuyendo, mejorando, ampliando los de las demás personas participantes.

No se trata solamente de consumir y ver Internet, crear contenidos es el siguiente paso para la participación real y si además somos capaces de crear tecnología que pueda servir para mejorar la vida de otras personas y continuar rompiendo brechas y tejiendo redes…  ¿Quién da más?

Mi punto de partida es el desconocimiento total de la programación y cierta reticencia a aprenderla, así que comparto mi primer proyecto de Scratch para que cuando finalice un proyecto “decente” podamos comparar, ver los progresos, además de las utilidades, funcionalidades, posibilidades de Scratch. Aviso a navegantes, mi primer proyecto es muy rudimentario y muuuuyyy mejorable, pero “itxuroso”. Doy permiso para risas y si quieres mejorarlo… ¡apúntate a Scratch!

En esta ocasión, aunque me cuesta dedicarle el tiempo necesario, estoy diviertiéndome con el manejo de la plataforma de Scratch, descifrando y creando pequeñas proyectos fáciles y muy vistosos. Además, para este artículo me he divertido buscando una imagen de dominio público que he maqueado a mi gusto con inkscape para que sea la miniatura de portada del artículo y vaya acorde con mi “imagen corporativa”

Ey! Partekatu! ¡Comparte! Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone