De puño y letra

No hay nada más personal que nuestra firma. Bueno ¿quizás nuestra huella dactilar? ¿Nuestro ADN? No solo estos dos parámetros son diferenciadores y ada día nos resultan más familiares gracias a series como CSI o mentes criminales… Nuestra firma también es un elemento diferenciador, único y personal.

     Buscando identidad en el entramado digital

La bonita costumbre de escribir cartas de puño y letra en la era digital y de inmediatez electrónica se convierte en raruna. ¡Claro! Si es que resulta mucho más rápido tuitear una opinión, publicar una storie o escribir un mail (y cómodo y barato y limpio y accesible para las personas que disponemos de conocimientos, dispositivo y conexión) biswajyotim-Pen-300px

Así que elementos identificadores como la firma pueden perder seña de identidad en este entramado digital. Y es un elemento importante, ya que en ámbitos profesionales o en un contexto de búsqueda de empleo, en los que el registro es más o menos formal, la firma es un elemento que nos diferencia, nos dota de personalidad y puede proporcionar a quien lee mi comunicación mis datos de contacto y otras informaciones que pueden ser de su interés.

     El e-mail sigue siendo el rey

Si tenemos en cuenta que a pesar de la enorme de diversidad de medios alternativos, redes sociales, plataformas de comunicación… el email sigue en plena vigencia y lo seguirá estando aunque hay quien vaticina que está en peligro de extinción debemos prestar atención al que utilizamos, cómo lo utilizamos y qué imagen es la que transmitimos… Desde el servidor donde decido registrarme para disfrutar de este servicio, pasando por la ID elegida y hasta la firma que finalizará mis correos… todos los elementos que en torno al correo electrónico son importantes.Anonymous-pen-pencil-3-300px

Todas las plataformas desde las que podemos utilizar el email (clientes, apps móviles, escritorio…) incluyen opciones para personalizar la firma y de forma más o menos vistosa, sencilla o complicada podemos “rubricar” todos nuestros e-mails de una única manera, siempre igual y que dé de nosotras una imagen profesional, seria y con información sobre nosotras.

Como en mi día a día trato de encontrar, utilizar y enseñar recursos que sean fáciles de entender, que sean intuitivos y cuya curva de aprendizaje no exista (porque soy fáciles) en el caso de redactar nuestra firma para el correo electrónico no iba a ser menos.

    Mi firma con Mysignature.io

Así que he encontrado mysignature.io, que si bien no es el único recurso que nos ayuda a crear una firma molona, seria y vistosa, en mi opinión es un recurso accesible, gratuito, fácil de usar, útil y que sin tener nociones de diseño y solamente entendiendo cómo funciona esto de lo digital nos facilita la creación y la inserción de una firma de lo más “itxurosa”. Eso sí, la interfaz la encontramos solo en inglés, así que nos tocará tirar de traductor o irnos soltando en el chapurreo de la lengua de Shakespeare.

Como en casi todos estos recursos “freemium”,  mysignature.io nos resulta gratuito y con planes de pago. Recomiendo no optar por opstickfigure_pen2-300pxciones de pago hasta que no comprobemos que sus funcionalidades realmente nos merecen la pena.

Una vez que iniciamos la creación de la firma, podemos registrarnos o hacerlo sin crear ningún tipo de login. Nos va a facilitar la importación de datos de linkedIn o Facebook, aunque si no hacemos esa importación, también podremos crear nuestra firma con los datos que iremos introduciendo.

A partir de ahí encontraremos cuatro pestañas, recomiendo comenzar con la de Design que es la que determina cómo se verá la firma (distribución de los elementos, tipografía, colores, plantilla utilizada) aunque en realidad da lo mismo porque el recurso trata de hacernos la vida tan fácil que siempre nos muestra una previsualización de nuestro trabajo, dando igual la pestaña o el orden en que lo hagamos.

  1. General: aquí introduciremos nuestros datos como el nombre, empresa, cargo, teléfono, web, e-mail…. No hay datos obligatorios, introduciremos los que elijamos.
  2. Images: una imagen para mi firma, puede ser la propia fotografía o un logotipo. El plan gratuito no permite enlazarlo ni incluir ningún otro contenido añadido a la imagen
  3. Social: no cabe duda que en un entorno digital las redes sociales son un elemento más que nos da identidad, crea reputación y permite que otras personas me encuentren y sepan datos de mí que no puedo transmitir a través de una imagen u otros parámetros, así que mysignature.io incluye en esta pestaña multitud de plataformas sociales que puedo incluir en mi firma. Tan sencillo como encontrar el icono de mi plataforma y red favorita, incluir la url de mi perfil (sin olvidarnos el https://) y el diseño ya se encargará de ubicarlo en un sitio bonito, equilibrado y accesible. A excepción de WordPress, encontraremos las plataformas más comunes y otras que por aquí no utilizamos demasiado (o ni siquiera conocemos). Eso sí, si queremos incluir LinkedIn, tendremos que elegir la opción de pago.
  4. Design: en primer lugar elegiremos una plantilla de las 7 disponibles y de las 4 del plan gratuito. A partir de ahí podemos jugar con los colores y la tipografía.. Hay opciones de imagen solamente liberadas para el plan de pago.

Seguro que estás pensando que es un rollo esto de los planes de pago vs planes gratuitos y que seguramente cuando no pagamos, solamente podamos hacer cosas cutrecillas. Pues permíteme decirte que… ¡te has equivocado! Sin apoquinar una sola bitcoin te pueden salir cosas chulas-chulas como estas:

 

1mysignatureio

Ejemplo 1: Motivo verde, imagen personalizada, iconos de redes sociales a la derecha

2mysignatureio

Ejemplo 2: Motivo naranja, imagen personalizada, iconos de redes sociales en el pie, tipografía por defecto modificada

3mysignatureio

Ejemplo 3: Motivo granate, imagen personalizada, iconos de redes sociales en el pie, tipografía por defecto modificada

 

Cuando quedemos conformes con el resultado, solo nos queda darle el toque “finish”. Una vez pulsado el botón, podemos copiar al portapapeles (Copy to clipboard) el resultado e ir al lugar de configuración de la firma de mi plataforma de correo y Pegar. ¡sí, sí, tan sencillo como “copypaste”) En el caso de que tengamos dudas, encontramos un pequeño tutorial de cómo hacerlo en las tres plataformas de mayor uso.

Y si lo nuestro es el html… ¡tenemos el código de nuestra firma a nuestra disposición!

La única pega que nos puede distorsionar el uso es que como antes ya he comentado, es un recurso solo en inglés, aunque siempre abogo por buscar los recursos que nos faciliten los usos aunque sea en otras lenguas (traductores o recursos similares en caso de necesidad). En este caso el tema de la lengua va más allá, ya que el resultado final, a excepción del texto introducido por nosotras y nosotros será en inglés (phone, adress, e-mail) pero como son términos de uso bastante común y los formatos de esos datos son bastante stándar.. problemón, problemón, no es.. ¿no crees?

Palabras clave para definir este recurso: rápido, fácil, sencillo, accesible, intuitivo y… molón… Creo que (otra vez) me acabo de enamorar.

En esta ocasión, he seguido diviritiéndome buscando, probando y elaborando diferentes firmas. Además, es un recurso trabajado en clase y lo he disfrutado un montón viendo cómo a las alumnas y alumnos veían sus emails “profesionalizados”. Además, como siempre, Ubuntu, Firefox y Chromium me permiten una experiencia de navegación y trabajo libre y exquisita, por lo  que la búsqueda de imágenes de OpenClipart y de Iconmonstr siempre me resulta de lo más agradable. Alguno de estos png no eran los que necesitaba así que como son libres y he podido conseguir el svg, los he editado con Inkscape hasta dejarlos a mi gusto

Ey! Partekatu! ¡Comparte! Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook1Share on LinkedIn0Email this to someone