¿Iniciándote en WordPress? Don’t panic!

   ¡Quiero un blog!

La idea lleva rondándote un tiempo por la cabeza. Tienes mucho que contar, aportar y foros en los que participar y necesitas un espacio donde volcar todo eso que tú sabes. Te encanta Internet, mantienes activos varios perfiles en redes sociales pero 140 caracteres se te quedan más que cortos para todo lo que tienes que aportar.

Ha llegado la hora. NECESITAS UN BLOG. Pero aunque consideras que tienes la suficiente fluidez digital (capacidad para el buen uso y aprovechamiento de las tecnologías) no sabes por dónde empezar. El punto de inicio es la elección de la plataforma donde “tendrás” tu blog y te has decantado por WordPress.com tras documentarte y valorar las numerosas opciones que podemos encontrar en Internet.

blog-327071_1920

Si me permites, voy a darte algunas indicaciones que posiblemente te sirvan de ayuda a la hora de crear, manejar, gestionar tu blog en WordPress.com

La creación del blog en WordPress “ocurre sin darte cuenta”, en 6 pasos has creado cuenta en la comunidad WordPress y además dado de alta tu blog (uno de muchos, podrías tener varios blogs asociados a una sola cuenta, aunque de momento ¡trabajemos solo con uno!)

   Dominando el nombre

Debido a que la creación de cuenta y el alta del blog se hacen de una manera tan rápida y fácil, podemos incurrir en varios errores de cálculo previos.. es decir, puedes ir “a lo loco” sin tener aún claros tanto el tema o contenidos de los que voy a hablar, así que lo primero que tienes que tener en cuenta es “de qué vas a hablar en tu blog”, qué contenidos vas a tratar.. cocina, deporte, tecnología, música, maternidad, cervezas, diseño, arquitectura, naturaleza… tu afición, tu profesión o simplemente tu día a día, es tu blog, así que hablarás de lo que tú quieras. Sí que te aconsejaría que delimitaras bien los temas que vas a tratar para que con el paso del tiempo no parezca una especie de “cajón de sastre de todo lo que me pasa por la cabeza” pero aún así, es tu blog, tu espacio, así que ¡tú decides!

Los contenidos en torno a los que girarán las publicaciones de tu blog puede marcar un par de aspectos que sí que son importantes:

  1. El dominio: es el lugar en el que wordpress ubicará tu blog, su url. Como en un inicio trabajaremos con el dominio gratuito, WordPress me lo ubicará en dominiodemiblog.wordpress.com. Si tienes claro los contenidoss que tratarás en tu blog será más fácil elegir un dominio coherente: cocinasanasincomplicaciones.wordpress.com, para un blog que publicará recetas y trucos de cocina para llevar una alimentación sana y variada, por ejemplo. Es muy importante que pienses muy bien cuál es el dominio que te gustaría tener para tu blog, y en el caso de que el que tú elijas esté ocupado elijas bien entre las opciones que te sugiere WordPress, ya que una vez elegido NO LO PODREMOS MODIFICAR. Recuerda que estamos trabajando con la opción FREE o GRATIS.. Si eligiéramos algún plan de pago, podríamos elegir prácticamente a la carta, pero como estás comenzando, no te interesa ninguno de estos planes.
  2. El título: es el nombre o título del blog, que en un inicio y sin hacer ninguna configuración adicional, WordPress le asignará el que haya elegido como dominio. Puedes modificarlo cuando quieras, por supuesto, pero si has elegido bien y a tu gusto el dominio, lo más probable es que la única modificación que hagas sea “convertirlo a una frase legible” en el caso del blog sobre cocina sana, lo más correcto sería que el nombre del blog fuera “Cocina sana sin complicaciones”. A diferencia del dominio, podremos modificar el nombre del blog siempre que queramos. No es conveniente hacerlo a menudo, por lo de no despistar a la audiencia, pero este sí lo podremos cambiar.
  3. La descripción: es una frase en la que pretendemos identificar el estilo e intenciones del blog. En las últimas versiones de wordpress, esta descripción cobra bastante protagonismo en casi todos los temas ocupando un gran lugar protagonista en la cabecera, así que es un parámetro al que le daremos importancia y dedicaremos tiempo

   Las apariencias no engañan

El tema o apariencia que elegirás para tu blog es muy importante. Puedes elegir entre las numerosas plantillas que nos ofrece WordPress, presta atención, porque algunas son de pago. Puedes probar los que quieras y elegir el que te convenza más. Y lo mejor es que puedes modificarlo ¡siempre que quieras! Eso sí, cada tema es diferente no solo en apariencia. Hay algunos que dejan hacer algunas personalizaciones como imagen de cabecera, colores o tipografía, otros que no permiten la ubicación de otras páginas estáticas o menús, algunos con más de una columna lateral.. Lo más fácil es probarlos y quedarte con el que más te guste.

   Al grano

cms-265127_1920Una vez solucionado “lo esencial”, toca ir al grano.. publicar, publicar y publicar. La esencia del blog, donde te conviertes en parte activa y participativa de la red de redes, creando contenidos, opinando, difundiendo… A la hora de la publicación de las entradas, tienes que tener en cuenta que previamente habrás creado tu estructura de contenidos. Lo más sencillo es a través de las categorías o los “subtemas” con los que contará tu blog. En el ejemplo de la cocinasanasincomplicaciones podría tener en un inicio 3 categorías: Recetas – Productos – Menús. La finalidad es “encajar” cada una de mis publicaciones, entradas o posts en una de estas categorías. No pasa nada si en algún momento decides iniciar una nueva línea de contenidos, siempre puedes crear nuevas categorías. Podría ser que quisieras comenzar a publicar tus propias videorrecetas. No tienes más que crear la nueva categoría e ir publicando las deliciosas recetas que has grabado para uso y disfrute de tus seguidoras y seguidores.

Cada entrada que publiques tendrá que tener sus “atributos” básicos: el título, texto o contenido y categoría. No soy periodista ni experta en redacción, por lo que aquí no puedo dar indicaciones “académicas”. Como lectora de blogs, agradezco que los textos sean mucho más que un copy-paste, me gusta ver que hay una persona única detrás de cada artículo que leo. En el caso de que “copies” algo de otros sitios, por favor ¡haz referencia al lugar o la persona que lo ha escrito! Hablamos de compartir y no de apropiarnos y menos de manera indebida. Lo mismo ocurriría con las imágenes que decidas incluir en el texto, con las que son de tu propiedad no hay problema, pero descarta ir a un buscador general y coger la imagen que más te guste sin más, asegúrate de que tienes permiso para utilizar las imágenes que escojas (dominio público, creative commons…)


tagNo está de más etiquetar
cada una de tus publicaciones, es otra manera de clasificar o categorizar los contenidos, en este caso más allá del propio blog, hablaríamos de elegir palabras clave que pudieran posicionar mejor tus artículos en la red. A la hora de elegir las etiquetas de tu blog, mi indicación es pensar de forma inversa, es decir, cómo buscamos información en buscadores  y cuáles serían esas palabras clave que llevaran al buscador a colocarte entre sus resultados.

Y si quieres tener más dominio de la imagen y contenido que puedas dar con nuestras publicaciones o contenidos en Internet, aconsejo siempre asignar una imagen destacada a cada una de tus entradas o publicaciones. Dependiendo del tema que  hayas elegido, esta imagen será visible o no desde la portada del blog o desde el enlace a la entrada, pero independientemente de este hecho, la imagen destacada que asignas en wordpress será la que se mostrará cuando el contenido sea publicado y difundido en otros canales como redes sociales, lectores de RSS.. No cuesta nada invertir un poco de tiempo en hacer-buscar-seleccionar la imagen ¡una imagen vale más que mil palabras!

Sin olvidarnos de que en ocasiones podría resultar que quisieras que en tu publicación contara con un vídeo que tú misma has creado, o de otra persona, o una presentación o algún tipo de audio.. contenidos externos con su propio visor o reproductor que gracias a la facilitación de algún tipo de código (embed / iframe) o en algunos casos shortcodes o urls te permiten incrustar, embeber, insertar esos conteidos que harán que tus publicaciones sean más visuales y atractivas. Youtube, Slideshare o SoundClod son solo algunos recursos que facilitan la inserción de sus contenidos en nuestras publicaciones.

   ¿Qué me dices de los Menùs?

Si quieres que tu blog pueda dar algo más de información sobre ti, tu actividad o los contenidos de los que tratas,  mi indicación es prestar atención a las páginas estáticas o menús que nos proporciona WordPress. Ya he comentado antes que dependerá del tema que elijamos, pero por defecto, WordPress se nos aparece con la página de inicio, el blog propiamente dicho, y el “About Me”, esa página en la que te sugieren que cuentes quién eres. Puedes crear las páginas o menús que desees, con los títulos y contenidos que desees. A saber “por qué un blog de cocina sana”, “dónde estoy”, “contacto”. No aconsejo crear una estructura demasiado complicada, pero un par de páginas con esa información que siempre quiero que esté y no se pierda en la lejanía del orden cronológico inverso según mi humilde opinión es más que recomendable.

   Los Widgets o “pequeños comosellame”

Y si quieres que tu blog pueda resultar algo más atractivo, que facilite la lectura y navegación de contenidos o que dé alguna información más de ti como tus perfiles en redes sociales, no tienes más que activar los widgets que WordPress pone a tu disposición. tools-864983_1920Por defecto, WordPress añade algunos como Comentarios, Entradas Recientes, Archivo. Dependiendo del tema que elijas, podrán estar en columnas laterales o el pie, así que de una manera tan fácil como arrastrar puedes añadir o eliminar los que consideres necesarios, los clásicos y activados por defecto o los que hagan referencia a tus perfiles en redes sociales, calendarios de publicaciones, estadísticas de tu blog.. No se trata de “colgar chiribitos” sin sentido, si no de elegir los que más convienen para la imagen que quieres que tu blog proyecte y que facilite la navegación y lectura de contenidos y contacto con la persona que gestiona y administra el blog, es decir TÚ.

Puede ser que en un inicio WordPress te pueda parecer algo lioso, pero es cierto que la comunidad que da soporte trabaja mucho y muy bien pensando siempre en la persona usuaria final que no es experta en códigos o estructuras complicadas, así que actualiza contínuamente tanto los gráficos como las funcionalidades siendo cada vez más fácil la gestión, uso y manejo del propio blog.

Para este artículo, me he divertido dibujando y coloreando en inkscape la miniatura de esta entrada, así como eligiendo la tipografía. Las imágenes que ilustran el blog son de Dominio Público y las he encontrado en Pixabay, un recurso con un montón de imágenes y de calidad para poder utilizar en cualqueira de nuestro proyectos.

Ey! Partekatu! ¡Comparte! Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone